Efectos psicológicos derivados del confinamiento por Covid-19

Efectos psicológicos derivados del confinamiento por Covid-19

La Covid-19 ha transformado la manera en la que vivimos. Tras el confinamiento, la forma en la que nos relacionaremos cambiará también de manera drástica. En muchos casos, la enfermedad ha impactado de forma directa a personas cercanas, lo que se traducirá en una prevalencia mayor de los problemas relacionados con la salud mental.

¿Qué consecuencias y efectos psicológicos puede tener en la población?

Los efectos que  sufrimos ahora de forma más aguda son las del confinamiento: sentirse agobiado, es decir, ansiosa. Incluso si dura un poco más, se relaciona  con la depresión: tener menos ganas de hacer cosas, de disfrutar un poquito menos… Si la ansiedad se cronifica pueden existir síntomas de bajo ánimo.

También hay personas con familiares fallecidos en estos días y no han podido despedirse de ellos. Estas son situaciones más críticas que pueden derivar en un incremento mayor de la ansiedad o de la depresión, e incluso convertirse en síndromes de estrés agudo; una ansiedad máxima provocada por la impotencia ante la situación. Si estos síntomas se alargan en el tiempo puede provocar ciertas enfermedades mentales, relacionadas con la ansiedad y la depresión, síntomas de los cuales se deben tener al pendiente.

¿Cómo pueden cuidar de su salud mental las personas ante el confinamiento y la “nueva normalidad”?

La capacidad de resiliencia, de ser flexible, de adaptarse a lo que pueda venir, es muy importante es situaciones más extremas como la pandemia de coronavirus. Para que estos cambios que vienen no generen tanta ansiedad es importante no estar pendiente de los medios de comunicación 24 horas, reiniciar hobbies que teníamos abandonados, que son una válvula de escape, mantener el contacto con familiares y amigos, que son nuestro soporte social, etc.

Todo esto es importante en nuestro día a día y más aún en situaciones de cambio que vendrán. Hay cambios que ya los hemos ido integrando en nuestra vida casi sin darnos cuenta, como las videoconferencias y video llamadas, grupos de whatsapp, o redes de apoyo virtuales.

 

Psic. Rafael Ortiz Salazar.